Castillo de la Villa y de la Peña

Clasificación (1 Voto)

Monumentos

Calle Primero de Mayo, 34. 23600, Martos Cómo llegar

Durante gran parte  del siglo XIII Martos pasa por ser la principal plaza de la Orden Calatrava frente al Reino de Granada. Elegida por la orden militar por su estratégica situación, los castillos de La Villa y de La Peña formaron uno de los enclaves defensivos más importantes de la provincia jiennense. Los restos visitables que se conservan en el casco urbano se corresponden con la torre del homenaje del castillo de la Villa que, actualmente, alberga un Centro de Interpretación de la historia de la localidad.

Información

Tras su restauración, la torre puede ser visitada (previa cita telefónica) y acoge en su interior el Centro de Interpretación Cultural e Histórico de Martos. Asimismo, también es interesante para el viajero ver otros torreones construidos por los calatravos y que formaron parte de la defensa de la ciudad: es el caso del de la calle Real, la torre Almedina (en la calle del mismo nombre) y la situada bajo el campanario de la iglesia de Santa María de la Villa. Además, entre el caserío del barrio de la Villa y la calle Adarves asoman diversas torres y lienzos de murallas de la que fuera primitiva fortaleza árabe.

La torre del homenaje fue construida por la Orden de Calatrava dentro las obras llevadas a cabo tras la reconquista para reforzar el sistema defensivo de la fortaleza. Los calatravos eran conscientes de la estratégica situación de la ciudad en la lucha contra el Reino Nazarí y la convirtieron en su bastión defensivo más importante desde el que, por ejemplo, se acometió la conquista de municipios próximos como Arjona, Torredonjimeno o Torredelcampo o el asedio a la ciudad de Jaén.

Hasta su definitiva derrota, los árabes intentaron en varias ocasiones recuperar la plaza de Martos. Una de esas incursiones ilustra una de las leyendas que surgieron en torno al castillo de La Villa, la de Doña Mencía de Haro. Según la tradición, la noble vistió y armó a sus damas en ausencia de hombres soldados y las hizo comparecer en las almenas de la fortaleza con el fin de disuadir a los árabes que, al enterarse de que el castillo estaba desguarnecido, marcharon hacia el lugar para conquistarlo.

Además de este castillo urbano, Martos cuenta con una segunda fortaleza, el castillo de La Peña, construido también por la Orden de Calatrava en el siglo XIII en la cumbre de la Peña. Junto con el Castillo de la Peña, compone una de las defensas más importantes que poseía la Orden de Calatrava frente al Reino de Granada. Ambos castillos fueron declarados Monumentos Históricos en 1985.

En este caso, el acceso a la fortificación es algo más complicado, pero, a la vez, tentador para los amantes de la aventura, pues hay que subir a más de mil metros de altura por un camino señalizado que se recorre en unos 40 minutos. Más allá de la visita a los restos de la fortificación, desde arriba se contemplan unas impresionantes vistas de gran parte de la provincia, hasta el punto de que hay, incluso, quien señala que estas son muy parecidas a las que se pueden disfrutar desde un avión. La visita es recomendable para aquellos aficionados al senderismo y la naturaleza y puede completarse con un recorrido por la Vía Verde del Aceite.

Otros servicios

Visitas guiadas.