Murallas y Torre de Boabdil

Clasificación (0 Votos)

Monumentos

Calle Jose Moreno Torres, s/n. 23790, Porcuna Cómo llegar

Cuenta la tradición que en esta torre estuvo preso el último rey de Granada, Boabdil “El Chico”, tras ser capturado por el ejército cristiano en la batalla de Lucena, y aquí permaneció hasta que claudicó a las exigencias impuestas por los Reyes Católicos. Imponente por su altura y su buena conservación, nos encontramos ante una de las construcciones defensivas más bellas y soberbias de Andalucía.

Información

Horario

  • De martes a domingos: de 10:00h a 13:00h.
  • Para visitas fuera de este horario, contactar con el teléfono indicado.

De planta ochavada y 28 metros de altura, la torre de Boabdil o Torre Nueva es,  por sí misma, un reclamo turístico que invita al viajero a visitar Porcuna. Monumento Histórico desde el año 1982, en su interior destacan los arcos y las bóvedas góticas de inspiración cisterciense de sus cámaras, mientras que desde el mirador de su terraza se puede contemplar el bello paisaje de la campiña olivarera jiennense.

La torre alberga, además, un museo municipal en el que se muestran interesantes vestigios del rico pasado de la localidad. No en vano, Porcuna destaca también por haber sido uno de los poblados iberos más importantes del mundo con ricos yacimientos arqueológicos como el de Cerrillo Blanco, hoy visitable y dotado de un centro de interpretación, o el del Cerro de los Alcores, y por haber sido una relevante ciudad romana,  conocida como Obulco, a la que, con frecuencia, hacen referencia autores como Plinio, Ptolomeo o Estrabón en textos de la época.

Tal y como se recoge en la placa testimonial que puede verse en su fachada principal, la torre de Boabdil fue construida entre 1411 y 1435 por la Orden Calatrava. La vinculación de esta orden militar con el municipio ha sido una constante a lo largo de su historia y, de hecho, se mantuvo hasta entrado el siglo XIX.  Como curiosidad basta señalar que, de los cinco prioratos que la orden tenía en Andalucía allá por el siglo XVI, dos estaban en Porcuna (los de San Benito y Santa María).

Aunque sí es el más imponente, la torre no es el único vestigio que se conserva de aquella etapa histórica en la que Porcuna  tuvo un papel preponderante como escenario de algunas de las guerras fronterizas con el reino nazarí de Granada. Los monjes calatravos reforzaron y acrecentaron la antigua fortaleza de origen musulmán con la construcción de un alcázar cuya gran torre del homenaje sería esta torre de Boabdil y parte de cuyos accesos aún se conservan. Asimismo, también son visibles o, poco a poco, van saliendo a la luz gracias a las excavaciones y a los trabajos de investigación que se vienen realizando, algunos de los torreones y restos de la muralla que rodeaban el recinto.

Otros servicios

Para grupos fuera de estos horarios, contactar con los teléfonos: 953544004 / 666445513.