Iglesia Santiago

Clasificación (0 Votos)

Monumentos

Calle Santa Clara, 1D. 23740, Andújar Cómo llegar

Monumento incluido en el Conjunto Histórico Artístico. Incoado el 09/07/82. Antigua parroquia bajomedieval. Presenta en su proceso constructivo semejante evolución a la cercana de Santa María, conservándose en el templo elementos arquitectónicos y decorativos góticos, renacentistas y barrocos

La pieza más antigua es la portada meridional, de estilo gótico y de semejante traza a la de San Miguel; el norte es del siglo XVII, con los escudos de la familia Valenzuela, alzándose sobre ella una airosa espadaña, que vino a sustituir a su torre primitiva situada en la cabecera y de la que no quedan vestigios. La planta que ha llegado a nuestros días contempla una división en tres naves y cinco tramos, siendo de mayores proporciones el tramo de la cabecera y la nave central. Hoy carece de ábside, siendo su cabecera un muro corrido y plano. Los restos más antiguos corresponden al primer tramo, cubierto por tres bóvedas góticas de compleja traza y de un gran alarde constructivo (estrelladas las laterales, de terceletes la central), que apean en dos pilares exentos de sección cuadrada, con cuatro medias columnas toscanas adosadas, y en una serie de ménsulas en los muros. Es en esta parte del templo donde cabe relacionar los escasos datos documentales que sobre él se han publicado. Las bóvedas góticas según Domínguez Cubero pueden atribuirse a Domingo de Tolosa. Efectivamente, posteriores investigaciones de Rafael Frías, avalan la opinión de Domínguez Cubero, pues en 1559 el obispo don Diego Tavera (1555-1560) ordena en la visita de este templo: “(...) que se acabe el retablo que tiene Miguel Ruiz. Iten que acabado el retablo se prosiga la obra de cantería que tiene a cargo Maese Domingo(...)”. En el mismo año sé “(…). Descargan mil cuatrocientos y noventa y seis maravedís que pago a Baldenvira porque vino de Jaén a dar la traza de la obra que a de hacer el dicho maese Domingo el cual vino por tres veces a ver la obra (…)”. De esta documentación parece deducirse que el templo iniciado por maese Domingo es visitado por Vandelvira, que daría nuevas trazas para seguir la fábrica a base de pilares de tradición siloesca y bóvedas baídas. Este proyecto de nueva iglesia debió tener problemas años después de la intervención de Andrés de Vandelvira, según se desprende del testamento del beneficiado Juan de Mestanza del año 1585, en el cual ordena entregar diez ducados “(...) para la obra de los postales de Señor Santiago (...)”, en opinión de Domínguez Cubero. Como consecuencia de esta situación el proyecto trazado por Vandelvira, en el que con toda probabilidad se contemplaba una iglesia de salón con pilares exentos y sus tradicionales bóvedas baídas (a excepción de las góticas del primer tramo), fue radicalmente trucado a mediados del siglo XVII. Se construyen ahora arcos formeros de medio punto apeados en pilares cuadrangulares, cubriéndose el conjunto de las tres naves resultantes con bóvedas de medio cañón con lunetos y arcos fajones. En el siglo XVIII, concretamente en torno al año 1733, se construyó la Capilla del Cristo de la Columna, embellecida con rica decoración de yeserías barrocas de inspiración cordobesa. La escultura titular, talla renacentista de gran calidad, en la actualidad se venera en la parroquia de Santa María.

OTRAS MANIFESTACIONES ARTÍSTICAS NO ARQUITECTÓNICAS

Este templo ha llegado a nuestros días muy expoliados en relación con sus bienes muebles, pero los tuvo y de gran calidad artística. Algunos de ellos se perdieron para siempre, pero otros se han recolocado en otras iglesias de la ciudad. A la parroquial de Santa María se llevaron la famosa talla renacentista del Cristo de la Columna, una bella reja de hacia 1575 (colocada en la capilla de los Reinoso) y un lienzo representando la Adoración de la Eucaristía, de estilo barroco, atribuido a Bernabé de Ayala.

Te recomendamos