Turismo activo

Turismo activo

Senderismo

Si existe un modo para conocer profundamente nuestro territorio, es con el ritmo pausado pero firme del recorrido por los senderos.  

Otras rutas

Añadir a Cuaderno de Viaje

Peñas de Castro y Monte del Canjorro

Distancia aproximada: 8 Km (sólo ida)
Dificultad: Baja. Alta en la ascensión a la Peña.
Tiempo estimado: 3 horas (ida) La aproximación siempre será en vehículo, desde la ciudad de Jaén.Existen dos opciones. Por su parte oriental, tomando la carretera hacia el Puente de la Sierra, en el Km 2,5 trescientos metros después del restaurante Casería de Cristóbal, tomar un camino particular (carril de Pedro Coes) con fuerte pendiente a la derecha que bordea las Peñas, tomando una pista a la derecha pavimentada de cemento que llega hasta su base. Por la vertiente occidental, desde la carretera de los Villares hasta el Portichuelo (Km 4). Esta última posibilidad nos permitirá un ascenso más cómodo a las peñas, pues debemos superar menos altura. Podemos dejar el vehículo junto al Restaurante El Mirador, poco antes de llegar al puerto.

Unos cien metros pasado el restaurante cogemos un carril a la izquierda que después de pasar junto a una casa nos conduce hasta la señorial Casería del Portichuelo, situada justo al pie del collado que forman entre sí las dos peñas que forman el pintoresco conjunto rocoso. Subimos a través del olivar hasta el collado (840 metros) desde el que vemos la otra vertiente de las peñas hacia el pago de Pedro Coes y el valle que forma el Río Jaén.

Si queremos intentar la ascensión a la puntiaguda cumbre mayor de las Peñas, buscaremos en el collado una vereda que tomaremos hacia la izquierda en dirección a la peña norte. La vereda pasa por encima del pinar que se deja caer entre las dos peñas y bordea la pared rocosa. En esa zona existen gran cantidad de vías de escalada y en una fractura en la pared una cueva (Cueva Secreta) en la que existen pinturas rupestres antropomorfas (algunas de hasta 65 cm). Después de atravesar una zona de monte y cruzar una alambrada de ganado, desemboca en un pequeño y recóndito prado rodeado de pinos y olivos. A la derecha de ese prado, semiescondida entre la maleza, empieza a trepar en dirección a la cresta. A partir de aquí comienza la ascensión que se hace bastante dificultosa, pues la línea de cresta es muy pendiente y nos encontraremos con complicados trepaderos. Tendremos que tener cuidado con el abismo rocoso que se va formando a nuestra derecha: en unos veinte minutos estaremos en la cima de este singular monte. En ella existen restos de un torreón árabe. Aquí desfrutaremos de una de las mejores panorámicas de la comarca de Jaén, pues estamos justo en el centro geográfico de la misma, en una atalaya pétrea de 945 metros de altura y sin ningún obstáculo para la vista.

Desde el collado tenemos otra opción menos arriesgada: bajar hacia la otra vertiente tomando como referencia las ruinas de un torreón medieval, un poco más abajo dirigirse al cortijo de Pedro el Cruel. Después de un kilómetro estaremos en el cortijo, detrás del cual sale un sendero que nos conduce en veinte minutos hasta el monte del Canjorro, estribación final de las Peñas de Castro. Se trata de una interesante zona de escalada, con abundantes cuevas, desde la que se divisa el encajonamiento del río desde arriba y el valle de Los Villares. 

 

Síguenos en

Facebook - Jaén Paraíso Interior Twitter - Jaén Paraíso Interior youtube