Turismo activo

Turismo activo

Bicicleta

Descubre la provincia de Jaén a golpe de pedal. Itinerarios entre olivares y bosques mediterráneos deleitarán al cicloturista al más exigente.  

Otras rutas

Añadir a Cuaderno de Viaje

Ruta de la Ermita

Ruta de Ermita - 2

Descripción: En Fuensanta de Martos se toma la carretera Castillo de Locubín. Primero se corona el alto del Puerto Bermejo, y enseguida se desciende hasta el arroyo del Regüelo y los cortijos del mismo nombre. Tras una serie de toboganes, la ruta se desvía a mano izquierda (km 9,7) después de una pequeña almazara. El carril de tierra desciende hacia un barranco, lo atraviesa y comienza a remontar una pendiente. Al alcanzar un cruce (km 11,7), se debe continuar subiendo a la derecha. En el siguiente, se gira nuevamente a la derecha. La subida acaba en un rellano donde se ubica otro cortijo. A partir de ahí el carril se mantendrá prácticamente a media ladera, ofreciendo bellas perspectivas sobre el barranco del río Grande. Tras haber dejado a un lado una era que sirve de mirador, se empieza a perder altura. Enseguida se deja a la derecha el carril de regreso y por último se confluye en un camino asfaltado (km 16,1). Ahí se sube a mano izquierda en dirección a la Ermita del Cristo de los Chircales, que bien merece una visita. A continuación se debe retroceder hasta desviarse (km 18,2) por un carril que baja hacia el paraje conocido como Junta de los Ríos, en la confluencia del río con el arroyo de los Corteses. Vale la pena bajarse de la bici y recorrer a pie la cerrada, o bien acercarse por la vereda que arranca junto a la antigua fábrica de luz, hasta la cascada que esconde el arroyo. El carril se ciñe al río, jalonado por una frondosa vegetación que proporciona frescor a su ribera. En 4 kilómetros desemboca en la carretera de Fuensanta de Martos que se toma a la derecha. En la sierra de Alta Coloma nacen innumerables ríos y arroyos. El mayor de ellos es el río Grande que aguas abajo cambia su nombre por el más virulento Víboras. Sus impetuosas aguas han labrado un hermoso cañón fluvial donde se encadenan cascadas, cerradas, rápidos, saltos y pozas que invitan a explorar estos parajes tan bravos como íntimos. Al frescor de la ribera se asienta un frondoso bosque de galería, álamos, fresnos, sauces y mimbreras perfilan con disciplina el cauce.
En primavera sus acogedoras frondas dan sombra a los romeros que acuden a rendir homenaje al Cristo de los Chircales, en la ermita del mismo nombre.

Dificultad: Media.

Distancia total del recorrido: 33 km.

Duración: 4 h.

Desnivel acumulado: 510 m.

Señalización turística: Si.

Recomendaciones: La mejor época para disfrutar de la ruta es la primavera y el otoño, cuando los bosques de ribera ofrecen su imagen más colorista; en verano es mejor evitar pedalear en las horas  centrales del día. El primer domingo de mayo se celebra la romería del Cristo de los Chircales y del 1 al 5 de septiembre su fiesta mayor. Todos los carriles utilizados son perfectamente transitables en bicicleta, sólo algunos cortos repechos pueden endurecer la marcha.

Itinerario: ver mapa

Añadir a Cuaderno de Viaje  
Páginas:
  Compartir en:    facebook    youtube

Síguenos en

Facebook - Jaén Paraíso Interior Twitter - Jaén Paraíso Interior youtube